RUSIA

Rescatador: así será el 'monstruo ártico' ruso

Los diseñadores rusos trabajan en un proyecto para crear un nuevo ekranoplano gigante de uso militar en las zonas polares.

El Pentágono - 27/10/2017
Rescatador: así será el 'monstruo ártico' ruso

El nuevo modelo de ekranoplano superpesado será capaz de aterrizar no solo sobre agua, sino también en tierra. El tamaño del aparato será comparable al del llamado 'monstruo del Caspio' —un híbrido de buque y avión—, el ekranoplano portamisiles Lun, creado en 1980. 

El Lun tenía una longitud de 73,8 metros, una altura de 20 metros y una superficie de 550 metros cuadrados. Era capaz de alcanzar los 500 km/h sobre el mar.

El nuevo aparato deberá usarse en el Ártico y en el océano Pacífico para operaciones de rescate y para transportar cargas a bases lejanas.

Al mismo tiempo, los expertos afirman que los nuevos ekranoplanos podrían ser ideales para el desembarco de equipos de asalto. Estos vehículos son mucho más rápidos que los buques y apenas son perceptibles para los radares. Además, son inmunes a las minas submarinas y los torpedos.

El programa estatal de armamento para los años 2018-2025 incluye planes para elaborar un modelo de ekranoplano de 600 toneladas capaz de dar satisfacción a diversas necesidades planteadas por los militares. Los efectivos navales también barajan la posibilidad de usar este aparato en misiones de rescate en el Ártico y para los suministros a guarniciones lejanas, comunicó el Ministerio de Defensa.

El ekranoplano, bajo el nombre provisional de Rescatador, tendrá una longitud de 93 metros y un ala de 71 metros. Los diseñadores de la Oficina Central de Diseño Alekseev, que se ocupan del proyecto, explicaron que se decantaron por un ekranoplano de gran tamaño porque dichos vehículos pueden desplazarse sobre un oleaje medio.

El nuevo ekranoplano estará equipado con una rampa, lo que facilitará la entrada y salida de soldados y equipos. Además, podrá transportar hasta 500 efectivos armados a una velocidad de 550 km/h.

"Los ekranoplanos son mucho más económicos que los aviones y permitirán transportar rápidamente más carga a una distancia más larga. Si es posible equipar su chasis con un cojín de aire, podrían aterrizar incluso en montículos de nieve", señaló el experto de la Armada Alexandr Mozgovoi, consultado por Izvestia.

Se espera que las pruebas del Rescatador finalicen en 2025.

Noticias relacionadas