EE.UU. acusa a China de "tácticas de 'bullying'" y "esfuerzos para violar el orden basado en reglas" en el Indo-Pacífico

Las afirmaciones se producen después de que el pasado 13 de agosto el buque chino Haiyang Dizhi 8, escoltado por varias naves militares, entrara en zona económica exclusiva reclamada por Vietnam.

El Pentágono - 27/08/2019

El Departamento de Estado de EE.UU. acusó este 26 de agosto a China de interferir en las actividades de Vietnam para la exploración de petróleo y gas en el mar de la China Meridional y realizar "esfuerzos continuos para violar el orden internacional basado en reglas" en la región del Indo-Pacífico.

Un comunicado del Pentágono reitera que las acciones del país asiático contradicen la visión de las autoridades estadounidenses de la región como una zona "libre y abierta" en la que "todas las naciones, grandes y pequeñas, están seguras en su soberanía, libres de coerción y capaces de perseguir el crecimiento económico, coherente con las reglas y normas internacionales aceptadas".

"China no ganará ni la confianza de sus vecinos ni el respeto de la comunidad internacional manteniendo sus tácticas de 'bullying'", aseveraron desde Washington, añadiendo que EE.UU. seguirá apoyando los esfuerzos de sus aliados para "garantizar la libertad de navegación y oportunidad económica" en la región.

El objetivo de EE.UU. "es traer el caos en esta situación"

Las afirmaciones del Departamento de Defensa se producen después de que el pasado 13 de agosto el buque chino Haiyang Dizhi 8, escoltado por varias naves militares, entrara en zona económica exclusiva reclamada por Vietnam para realizar durante dos semanas un estudio geológico en el área. En ese contexto, la portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Morgan Ortagus, declaró la semana pasada que la acción de China representa una "escalada por parte de Pekín en sus esfuerzos para intimidar a otros reclamantes [para que queden] fuera del desarrollo de recursos en el mar de la China Meridional".

Por su parte, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores chino indicaron el pasado viernes que Washington estaba "sembrando división en la región". "El objetivo [de EE.UU.] es traer el caos en esta situación y dañar la paz regional y la estabilidad. China se opone resueltamente a esto", reiteró el vocero de la Cancillería china, Geng Shuang, citado por Reuters.

Islas en disputa

Desde hace décadas, Pekín viene chocando con los países de la región por la soberanía de varias islas situadas en el mar de la China Meridional, en cuyas aguas han sido descubiertas importantes reservas de hidrocarburos. Se trata, principalmente, de las islas Paracelso, Spratly y Scarborough. En mayor o menor medida, Vietnam, Brunéi, Malasia y Filipinas están involucradas en la disputa.

Pekín ha estado construyendo islas artificiales y desplegando infraestructura militar en los archipiélagos de Spratly y Paracelso para consolidar su dominio sobre ellos, pese a las protestas encabezadas por sus vecinos y por EE.UU., que temen la creciente influencia del gigante asiático en la región.

Noticias relacionadas

Más leídas del día